AMBITOS DE ACTUACIÓN

La Organización Mundial de la Salud recoge en la publicación “Envejecimiento activo: Un marco político” (2002):

Un enfoque desde el envejecimiento activo a las políticas y programas de desarrollo ofrece la posibilidad de afrontar muchos de los retos tanto de las personas como de las poblaciones que están envejeciendo. Cuando la salud, el mercado de trabajo, el empleo y las políticas educativas y sanitarias apoyen al envejecimiento activo, posiblemente habrá:

  • Menos muertes prematuras en las etapas más productivas de la vida.
  • Menos discapacidades relacionadas con enfermedades crónicas en la ancianidad.
  • Más personas que disfruten de una calidad de vida positiva a medida que vayan envejeciendo.
  • Más personas que participen activamente en los ámbitos sociales, culturales, económicos y políticos de la sociedad, en trabajos remunerados y sin remunerar y en la vida doméstica, familiar y comunitaria.
  • Menos gastos debidos a los tratamientos médicos y la atención sanitaria.

Las políticas y los programas del envejecimiento activo reconocen la necesidad de fomentar y equilibrar la responsabilidad personal (el cuidado de la propia salud), los entornos adecuados para las personas de edad y la solidaridad intergeneracional. (…)

El envejecimiento activo depende de una diversidad de influencias o “determinantes” que rodean a las personas, las familias y las naciones.

Los determinantes del envejecimiento activo se pueden dividir en dos dimensiones:

  • Dimensión externa o condiciones contextuales:

ü  Condiciones económicas.

ü  Condiciones sociales.

ü  Condiciones ambientales.

ü  Condiciones sanitarias.

ü  Condiciones culturales.

  • Dimensión interna o condiciones personales:

ü  Factores individuales.

ü  Factores de comportamiento o de conducta.

ü  Factores de género.

Estas dos dimensiones, externa e interna, determinan los ámbitos de trabajo de las acciones que promueven el envejecimiento activo y, por tanto, los temas que enmarcan las actuaciones, políticas o programas, públicos y privados del tejido institucional.

En este Banco on-line de buenas prácticas en materia de prevención de la dependencia y envejecimiento activo, se consideran los siguientes ámbitos de actuación en materia de prevención de la dependencia y envejecimiento activo: