LABORAL Y EMPLEO

El ámbito laboral y empleo engloba las actuaciones que tienen por objetivo:

  • Educación y formación profesional permanente. Entendido como aquellas acciones destinadas a ofrecer a las personas de todas las edades acceso y participación en la educación, formación y desarrollo en las capacidades para (re)introducirlos y hacerles participar plenamente en el mercado laboral en puestos de trabajo de calidad.
  • Condiciones saludables de trabajo. Entendido como aquellas acciones que pretenden fomentar unas condiciones de trabajo y entornos laboras que mantengan la salud y el bienestar de los trabajadores para garantizar una capacidad de inserción profesional a lo largo de la totalidad de la vida.
  • Estrategias de gestión de la edad. Entendido como todas las acciones que pretenden adaptar las carreras y condiciones de trabajo a las necesidades cambiantes de los trabajadores según envejecen, evitando las jubilaciones anticipadas.
  • Servicios de empleo para trabajadores mayores. Entendido como aquellas acciones que pretenden proporcionar asesoramiento, colocación y apoyo a la reintegración de los trabajadores mayores que deseen permanecer en el mercado laboral.
  • Acciones contra la discriminación por edad. Entendido como todas las acciones que garantizan la igualdad de derechos de los trabajadores mayores en el mercado laboral, luchando con la edad como criterio decisivo a la hora de evaluar la aptitud para el desarrollo de un puesto de trabajo así como evitar estereotipos negativos relacionados con la edad y las actitudes discriminatorias.
  • Transferencia de experiencias. Entendido como todas las acciones dedicadas a rentabilizar el conocimiento y las capacidades de los trabadores mayores mediante la configuración de equipos formados por personas de diversas edades, así como procedimientos de traspaso de conocimientos, como es el caso de las tutorías.
  • Conciliar trabajo y atención. Entendido como todas las acciones que pretenden adaptar las condiciones de trabajo y ofrecer disposiciones de permisos adecuadas para mujeres y hombres que les permitan, como cuidadores no profesionales, permanecer en su puesto de trabajo o volver al mercado laboral.